Acerca de Finca la Azotea

Durante cinco generaciones, nuestra familia se ha enorgullecido de producir café que ha sido cuidadosamente cultivado desde la semilla a  la taza.

La Azotea es muy conocida en La Antigua Guatemala por su café de alta calidad, larga tradición y compromiso con la cultura guatemalteca. La Azotea, que significa El Techo en español, debe su nombre al patio de secado que utiliza el mismo tipo de material que los techos de estilo antiguo. Hoy, La Azotea es mejor conocida por su icónico arco en el molino que conduce a su patio de secado.

Originalmente, la granja cultivaba plantas de nopal para criar conchineal, un insecto utilizado en la fabricación de tinte rojo, pero la invención de tintes químicos finalmente colapsó la industria. En 1883, doña Mont compró la plantación y su yerno, don Marcel Orive, la convirtió en una finca de café. En 1908, el hijo de don Marcelo, don Alberto Orive, aumentó el tamaño de la granja y modernizó la fábrica. En 2000, parte de la plantación se convirtió en un complejo museístico, el Centro Cultural La Azotea, que alberga el Museo del Café, K’ojom y Rincón Sacatepéquez.

La Azotea no solo produce y procesa el mejor café de Antigua, sino que también alberga mucho más, como el Centro Ecuestre La Ronda, dos escuelas (Educación para Niños y Antigua Green School), el Jardín de la Esperanza, Lead-Up International y otros. El propietario actual, Ricardo, y su familia viven en Antigua, a diferencia de muchos otros propietarios de plantaciones en el área. Debido a que viven aquí, saben que muchas otras personas en Antigua están buscando áreas verdes y espacios de colaboración. Su objetivo es abrir la granja para crear un lugar donde las personas quieran trabajar, jugar e innovar juntas. Ricardo y su familia también toman en serio la responsabilidad social. Por favor, lea sobre su responsabilidad social.